viernes, 4 de enero de 2013

EL 4 DE ENERO EN CAMAGÜEY

Este 4 de enero los invito a repasar la historia con este artículo del blog El Lugareño




Por José Gilberto Valdés

4 de enero 1959. Las primeras luces de la mañana volvían a iluminar los rostros eufóricos de los hombres y mujeres, jóvenes y niños, de la ciudad de Camagüey junto a los “barbudos” y colores verde olivos, banderas cubanas y rojinegras del Movimiento 26 de Julio, que transformaron los primeros días del año a la apacible vida provinciana de la villa.
Aquel domingo de enero traía consigo un acontecimiento especial con el arribo de los tanques y camiones de la Caravana de la Libertad encabezada por Fidel, que había partido en la madrugada del dos de enero desde Santiago de Cuba con rumbo a La Habana. 

Desde finales de diciembre, noticias y rumores alteraban realidades del Ejército Rebelde en el oriente y centro de la Isla, que como un río sonaba porque traía piedras contra la sangrienta tiranía de Fulgencio Batista.
Tengo recuerdos personales de esos días cuando a los niños nos limitaron la algarabía fuera de la casa. Pocos autos transitaban. Más seguido que antes, los adultos escuchaban un ruidoso radio en la cocina. La familia acogía por las noches a jóvenes varones, parientes y novios, porque “la cosa estaba muy mala” para andar en la calle.
El nuevo año trajo un amanecer de abrazos, congratulaciones y palabras de aliento. De boca en boca, corrían las noticias Batista se fue…Fidel está en Santiago…Hay Huelga… Las fuerzas revolucionarias tomaban los cuarteles del enemigo, sin disparar un tiro. Sin embargo, en la ciudad de Camagüey se escuchan disparos aislados, sobre todo en las obras en construcción del Hospital Provincial, donde se habían ocultado un grupo de esbirros.
Desde el balcón de una escuela, Fidel se dirigió al público
 (Tomada del libro  “Caravana de la Libertad”) 
El cuatro de enero, Fidel y la tropa de rebeldes hacen escala en la sede del regimiento Ignacio Agramonte. Luego el Comandante en Jefe se reúne en el aeropuerto con miembros del Gobierno Revolucionario, que han viajado desde la Habana, y ofreció la segunda entrevista televisada, que duró casi una hora. 
En esa oportunidad declara: “Yo me explico un poco la emoción del pueblo, la alegría delirante, solamente por lo cruel que fue la tiranía y lo inhumano que fue el régimen de Batista”.
En tanto, miles de camagüeyanos desbordan la Plaza de la Caridad, en espera de las palabras del Líder de la Revolución.
En el trascendental discurso, vibrante y patriótico,  Fidel hizo un recuento del enfrentamiento popular a los siete años de la tiranía de Batista, que aterrorizó y humilló a los cubanos. Desde esa tribuna anuncia el fin de la Huelga Popular, al estar consolidado el triunfo revolucionario. 
Además previene al pueblo del ritmo de transformaciones sociales que se avecinan, donde “el pueblo ganará todas sus batallas, porque el pueblo aprendió a ganar después de haber conquistado no solo la Revolución, sino el tenerla asegurada para sí…”
Aquí estamos, viejas y nuevas generaciones de camagüeyanos, listos para conmemorar el aniversario 54 del paso de la “Caravana de la Libertad”, en medio de batallas con sudor para con paso seguro renovar nuestro modelo socialista, de todos y para el bienestar de todos.

(Vea más en “El día más largo” y libro “Caravana de la Libertad” en www.cubadebate.cu)

2 comentarios:

Emilio Fernandez dijo...

Hola ¿Cómo está usted?
Mi nombre es Emilio, soy un chico español y vivo en un pueblo cerca de Madrid. Soy una persona muy interesada en conocer cosas relativas a la cultura, el modo de vida de los habitantes de nuestro planeta, la fauna, la flora y los paisajes de todos los países del mundo etc., en resumen, soy un persona que disfruta viajando, aprendiendo y respetando la diversidad de la gente de todas partes del mundo.

Me encanta viajar y conocer en persona todos los aspectos mencionados, pero, por desgracia ya que esto es muy caro y mi poder adquisitivo es bastante pequeño, se me ocurrió una manera de viajar con la imaginación por todos los rincones de nuestro planeta. Hace unos años empecé una colección de sellos ya que esta actividad me permite conocer de una forma original algunos aspectos como la fauna, la flora, los personajes, los monumentos etc. de todos los países. Como desgraciadamente, cada día resulta más difícil conseguir sellos, hace algún tiempo que he comenzado otra colección en la que mi meta sería conseguir al menos una carta de cada país y territorio con autonomía postal en el mundo. Este modesto objetivo es factible de alcanzar en la mayor parte de los países, pero por desgracia es imposible de lograr en otros distintos territorios por varias razones, ya sea porque son países en guerra, ya sea porque son los países con pobreza extrema o porque por algún motivo, su sistema postal no está funcionando adecuadamente.

Por todo ello me gustaría pedirle un pequeño favor:

¿Sería usted tan amable de enviarme una carta por correo tradicional de Cuba? Entiendo perfectamente que usted piense que su blog no es el lugar adecuado para pedir esto, e incluso, es muy probable que usted ignore mi carta, pero me gustaría llamar su atención sobre la dificultad que tengo para recibir una carta desde ese país, ya que yo no conozco a nadie ni a dónde escribir en Cuba con el fin de aumentar mi colección. Una carta para mí es como un pequeño recuerdo, es como si hubiese visitado ese país con mi imaginación y al mismo tiempo, la llegada de las cartas desde un país es un signo de paz y normalidad y una forma original de promocionar un país en el mundo. Mi dirección postal es la siguiente:

Emilio Fernández Esteban
Calle Valencia, 39
28903 Getafe (Madrid)
España

También me gustaría invitarle a visitar mi blog: www.cartasenmibuzon.blogspot.com allí, si usted lo desea puede echar un vistazo a mi colección y de esta manera comprender de una manera más gráfica porqué le hago esta petición.

Por último, quisiera darle las gracias por la atención prestada a esta carta, y tanto si usted puede ayudarme o si no, le envío mis sinceros deseos de paz, salud y felicidad para usted, su familia y todos tus seres queridos.

Atentamente

Emilio Fernández

Eralides E. Cabrera dijo...

Lo que me recuerdo de ese 4 de enero es como un sueno porque tenia 6 anos y no vivia en la ciudad sino en el campo. Me acuerdo de los rumores que giraban acerca de un gran festejo en la ciudad y la balasera contra el hospital en construccion porque segun decian, habian guardias escondidos alli aunque despues no encontraron a nadie. Camaguey, una ciudad muy tranquila, se alboroto. Mi familia no era politica y no celebramos pero se sentia como una fe que algo bueno nos iba a pasar. No fue asi tristemente.